fbpx

Secretos de Sevilla

Descubre rutas y leyendas que no te cuentan en las guias

Las Puertas de la Antigua Muralla de Sevilla: Explorando su Historia y Belleza

¡No te pierdas esta oportunidad única de explorar las puertas de la antigua muralla de Sevilla y descubrir la historia que encierran! Camina por sus calles y sumérgete en la magia de un pasado que aún vive entre nosotros.

Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es

Indice

Introducción:

Las puertas de la antigua muralla de Sevilla son un tesoro arquitectónico que nos transporta al pasado glorioso de esta ciudad andaluza. Estas imponentes estructuras, que alguna vez protegieron la ciudad de invasiones y preservaron su identidad, siguen siendo testigos silenciosos de siglos de historia y encanto. En este artículo, te invitamos a descubrir las puertas más destacadas de la antigua muralla de Sevilla, y sumergirte en su fascinante historia, su belleza arquitectónica y los secretos que guardan.

La antigua muralla y sus puertas representarían hoy en día el monumento más impresionante de la ciudad debido a su extensión, rica historia y diversidad arquitectónica y artística. En su época, Sevilla fue el mayor centro histórico fortificado del mundo y podría haberse mantenido como uno de los más grandes debido a sus enormes dimensiones. Con una superficie de 300 hectáreas, más de 7 kilómetros de muralla (equivalentes a 7.400 metros) y 166 torres, la magnitud de la muralla era impresionante. Sin embargo, lamentablemente, en el siglo XIX se llevó a cabo su casi completa demolición.

Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
Vista de Google Maps del tramo de 500 metros de muralla conservado entre la Puerta de Córdoba (Iglesia de San Hermenegildo), a la izquierda, y la Puerta de la Macarena a la derecha Fuente: Elsitio.eu

La antigua muralla de Sevilla: Una fortificacion historica que resiste al Paso del Tiempo

La antigua muralla de Sevilla ha sido testigo de numerosos eventos históricos y ha dejado un legado arquitectónico impresionante en esta encantadora ciudad andaluza.

Construida durante siglos, esta fortificación ha desempeñado un papel crucial en la protección y la identidad de Sevilla. En este artículo, exploraremos la fascinante historia y la arquitectura impresionante de la antigua muralla, así como los detalles interesantes que revelan su pasado glorioso.

En tiempos pasados, Sevilla fue reconocida como la ciudad mejor fortificada de Europa. Con el crecimiento de la población, las puertas públicas y privadas fueron ampliadas y alineadas con las calles principales para facilitar el tránsito de personas, animales y vehículos. En total, las murallas de Sevilla contaban con trece puertas y seis postigos.

El recinto amurallado de Sevilla, con sus torres y muros, fue inicialmente construido por Julio César y luego mejorado por Augusto. Sin embargo, fue durante la dominación árabe en el año 1147 cuando la magnífica obra se completó, ya que la ciudad fue ensanchada y también amurallada en su nueva extensión. Desde 1147 hasta el siglo XIX, el recinto de Sevilla abarcado por las murallas se distribuía de la siguiente manera.

Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
Localización de las Puertas y Postigos de Sevilla en el plano de Pablo de Olavide de 1771

Historia

La construcción de la muralla sevillana se remonta a la época romana, cuando la ciudad era conocida como “Hispalis”. Sin embargo, fue durante la dominación islámica cuando la muralla adquirió su forma más reconocible. Durante los siglos XII y XIII, se realizaron ampliaciones y mejoras significativas, convirtiéndola en una fortificación imponente.

Hay una leyenda que dice que César fue el primero que fortificó la ciudad. Esa leyenda figura incrita en una lápida que se encontraba en la antigua puerta de la muralla y que hoy está en la calle Maese Rodrigo. La lápida dice así: “Hércules me edificó, Julio César me cercó de muros y torres altas, y el rey santo me ganó con Garci Pérez de Vargas.” Se han encontrado muy pocos restos de las murallas romanas y no se puede determinar por dónde transcurrían, pero sí se puede afirmar que iban por el mismo lugar que la musulmana entre la puerta de Carmona y la puerta de la Carne.

Las murallas, aunque desde 1492 habían terminado las guerras de moros, se conservaron intactas,
porque defendían a Sevilla contra las inundaciones del Guadalquivir, y solamente a partir de 1864 se
derribaron murallas y puertas, cuando los progresos en la construcción de muros de defensa
hidráulica, y las desviaciones y las rectificaciones del cauce del río, las hicieron innecesarias.
Tal vez, si el fenómeno del turismo se hubiera adelantado en cincuenta años, Sevilla hubiera valorado
sus murallas, no como defensa contra inundaciones, sino como motivo artístico, y atractivo turístico, y se
hubiera conservado como una interesantísima reliquia y un rico patrimonio cultura

Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es

Arquitectura de la Muralla

La antigua muralla de Sevilla estaba compuesta principalmente por mampostería de piedra y ladrillo, construida en un estilo almohade característico. La muralla rodeaba gran parte del centro histórico de la ciudad, formando un perímetro defensivo sólido. En sus secciones mejor conservadas, se pueden apreciar detalles arquitectónicos como almenas, torres defensivas y contrafuertes, que reflejan la destreza técnica y la belleza estética de la época.

Detalles Interesantes:

Al explorar la muralla, es posible encontrar escudos y grabados históricos que añaden un toque distintivo a su estructura. Estos elementos representan la rica historia y la herencia cultural de Sevilla. Algunos de ellos están vinculados a las familias nobles que gobernaron la ciudad en diferentes periodos, mientras que otros hacen referencia a eventos históricos significativos. Estos detalles sirven como recordatorios visuales de los acontecimientos que ocurrieron dentro y fuera de los muros de la ciudad a lo largo de los siglos.

La Muralla Hoy en Día

Aunque gran parte de la antigua muralla se ha perdido debido al crecimiento urbano y a las modificaciones históricas, todavía se pueden encontrar tramos significativos y bien conservados. Estos fragmentos son tesoros arquitectónicos que nos permiten apreciar la grandeza de la fortificación original. Además, la muralla ha dejado su huella en la trama urbana de Sevilla, y algunas de sus puertas históricas siguen siendo accesibles y visitables.

En el momento actual, quedan en pie la Puerta de la Macarena y el Postigo del Aceite, y la mitad de
la Puerta de Córdoba frente al Convento de Capuchinos.
Estas puertas conservan unas piedras verticales, con dos ranuras en las que se encajaban tablas para
impedir que el agua entrase en la ciudad cuando había inundaciones en el campo circundante.

1.Puerta de la Macarena: La entrada principal de la ciudad

La Puerta de la Macarena es una de las entradas más emblemáticas y reconocidas de la antigua muralla de Sevilla. Situada al norte del casco histórico, esta imponente puerta ha sido testigo de innumerables momentos históricos y culturales a lo largo de los siglos.

Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
En la actualidad. Fuente: Tripadvisor

Historia y Arquitectura:

La Puerta de la Macarena fue construida durante el siglo XIV, durante el reinado de Alfonso X de Castilla. Su función principal era servir como entrada principal a la ciudad amurallada desde la zona de la Macarena. La puerta está formada por un arco de medio punto de estilo gótico mudéjar, típico de la arquitectura de la época. Además del arco, destacan las dos torres que flanquean la entrada, añadiendo un carácter defensivo y majestuoso a la puerta.

Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
La puerta de la Macarena vista desde dentro de la muralla. Año 1908. Fuente ABC Sevilla

Detalles Interesantes

Al observar detenidamente la Puerta de la Macarena, se pueden apreciar detalles históricos y simbólicos en su estructura. En su parte superior, se encuentran escudos tallados que representan a la ciudad de Sevilla y a la orden militar de Santiago. Estos escudos son un testimonio visual de las influencias y alianzas políticas de la época.

Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
Se ha descubierto recientemente el color original de la Puerta de la Macarena. Fuente:El Pais

Leyendas y Anécdotas de la Puerta de la Macarena

Una de las leyendas más conocidas sobre la Puerta de la Macarena se relaciona con la figura de la Virgen de la Esperanza Macarena, una de las imágenes religiosas más veneradas de Sevilla. Se dice que, durante la procesión de Semana Santa, cuando la imagen de la Virgen pasa frente a la puerta, los faroles de la entrada se encienden automáticamente, como un homenaje divino a la patrona de la ciudad. Esta historia ha generado una gran devoción popular y es un momento muy esperado durante las celebraciones de la Semana Santa sevillana.

Otra anécdota interesante sobre la Puerta de la Macarena es que, en el pasado, los reyes y gobernantes que visitaban Sevilla eran recibidos en esta puerta antes de ingresar a la ciudad. Este acto simbólico resaltaba la importancia y el estatus de la puerta como punto de entrada principal y como símbolo de la ciudad.

2.Puerta de Jerez: Un enlace entre culturas

La Puerta de Jerez es una de las puertas más importantes de la antigua muralla de Sevilla y se encuentra en un punto estratégico de la ciudad, Es una entrada monumental que marca la transición entre la Avenida de la Constitución y la Avenida de Roma, en el espacio comprendido entre el Hotel Alfonso XIII, el Palacio de Yanduri, y la Fuente de los Meones. Esta puerta histórica ha sido testigo de numerosos intercambios culturales y simboliza la conexión entre diferentes épocas y civilizaciones.

Su nombre al camino que de ella surgía en dirección a Jerez de la Frontera, producto de la ampliación del recinto amurallado que llevó a cabo el sultán Ali ibn Yusuf en el periodo almorávide de la ciudad. Frente a la puerta había un puente en arco para sortear el arroyo Tagarete, que fluía cerca del la muralla sur.

Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
Puerta de Jerez en 1864. Fuente: cultureaexperience.com
Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
Puerta de Jerez y puente sobre el río Tagarete.Fuente: Wikipedia

Historia y Arquitectura

La Puerta de Jerez fue construida en el siglo XVI durante el Renacimiento español,aunque hay documentos que indican que ya existia antes, desde la epoca musulmana. Su diseño reflejaba la fusión de estilos arquitectónicos islámicos y cristianos que se encuentran en muchas estructuras de la época en Sevilla. La puerta constaba de un arco de medio punto con molduras ornamentales y estaba flanqueada por dos torres cuadradas rematadas por cúpulas, estas dos torres estaban unidas por un gran rastrillo que se bajaba durante la noche.

Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
Puerta de Jerez Fuente: Elsitio.eu

En 1.836 se remodela significativamente, eliminando el rastrillo y las torres dándole a la puerta un aspecto más moderno. La puerta existente se sustituyó en el año 1846 por otra de carácter monumental y estilo neoclásico, obra del arquitecto municipal Balbino Marrón. Esta segunda puerta se demolió en 1864 a la vez que se procedía a cubrir el cauce del Tagarete, en el ámbito de las operaciones de ensanche de la ciudad llevados a cabo en el siglo xix. y como resultado, gran parte de la muralla original ya no existe.

Detalles Interesantes

Uno de los detalles más interesantes de la Puerta de Jerez era la presencia de escudos heráldicos tallados en la parte superior de la puerta. Estos escudos representaban las armas de los reinos de Castilla y León, así como los escudos de la ciudad de Sevilla y el emblema de la Casa de Austria, destacando la importancia histórica y política de la puerta.

Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
Actualmente la Puerta de Jerez y su fuente de Hispalis. Fuente: Tripadvisor

Leyendas y Anécdotas

Una de las leyendas asociadas a la Puerta de Jerez cuenta que bajo esta puerta hay un tesoro oculto. Según la historia, durante la época de la dominación islámica, un gobernante moro escondió un tesoro de incalculable valor en algún lugar cercano a la puerta. A lo largo de los años, se han llevado a cabo búsquedas y excavaciones en busca de este tesoro perdido, pero hasta el día de hoy no ha sido encontrado.

Otra anécdota interesante sobre la Puerta de Jerez es que, durante el siglo XIX, se utilizaron las torres como punto de observación para la entrada de personalidades y visitantes ilustres a la ciudad. Desde allí, se les daba la bienvenida y se les escoltaba en procesiones hasta el corazón de Sevilla.

3.Puerta de Córdoba: La conexión con el río Guadalquivir

Situada al suroeste del casco antiguo de la ciudad. Se trata de una puerta de origen almohade de tipología de puerta en recodo, y una de las pocas del recinto amurallado que no fue demolida en el siglo XIX. Se encuentra situada en las proximidades de la Puerta del Sol ya desaparecida.

Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
Puerta de Cordoba. Fuente: Artesacro.org
Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es

Historia y Arquitectura

La Puerta de Córdoba fue construida durante el periodo almohade en el siglo XIII. Durante este tiempo, Sevilla era una ciudad próspera y la puerta se convirtió en una importante entrada hacia la ciudad desde la dirección de Córdoba. Su diseño es de estilo islámico almohade, con un arco de herradura y una estructura maciza y defensiva.

En realidad es una Torre-Puerta, con disposición en recodo, situada frente al
convento de Capuchinos y pegada a la iglesia de san Hermenegildo. Ambas puertas, junto al Postigo
del Aceite en el Arenal, fueron las únicas que se salvaron en el siglo XIX, siendo derribadas las
restantes durante la revolución de 1.868, también llamada La Gloriosa.

Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
Puerta de Cordoba. Fuente: Antrophistoria.com

Tras la reconquista de la ciudad por las fuerzas cristianas. Fue la única puerta de la ciudad que no fue afectada por las obras de reforma que se realizaron durante el siglo XVI, sin embargo en 1569 sufrió varias modificaciones, se erigió en ella una capilla y en 1600 pasó a integrarse en la fachada de la iglesia de San Hermenegildo que se construyó en el lugar en honor de este santo. 

Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
Puerta de Córdoba adosada a la Iglesia de San Hermenegildo. Litografía de B. Tovar, patio interior de la torre, y reproducción de J. Medero

Detalles Interesantes

La Puerta de Córdoba presenta varios detalles interesantes que resaltan su importancia histórica. En el interior de la Puerta de Córdoba se sitúa el calabozo en el que San Hermenegildo estuvo confinado hasta su ejecución.

Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
Celda donde estuvo encerrado San Hermenegildo.
Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
Fuente: Diario de Sevilla

Leyendas y Anécdotas

Una de las leyendas asociadas a la Puerta de Córdoba cuenta que, durante la construcción de la puerta, los constructores encontraron una antigua estatua romana enterrada en el lugar. Según la historia, esta estatua era una representación de la diosa romana Minerva y se consideró un presagio de buena fortuna para la ciudad. La estatua se conserva en el Museo Arqueológico de Sevilla.

Otra anécdota interesante es que, en el pasado, la Puerta de Córdoba era el punto de partida de la procesión del Corpus Christi, una de las festividades religiosas más importantes de la ciudad. Durante esta procesión, la imagen del Santísimo Sacramento salía por la Puerta de Córdoba y recorría las calles de Sevilla en un desfile solemne y majestuoso.

4.Puerta de Carmona: El tesoro escondido de Sevilla

Se encontraba al final de la calle San Esteban, en su confluencia con el Muro de los Navarros.

Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
Puerta de Carmona. Fuente: Isbiliya.com

Historia y Arquitectura

La Puerta de Carmona fue construida en el siglo XIV durante el reinado de Alfonso X de Castilla. Su principal función era servir como entrada hacia la ciudad desde la dirección de Carmona, una localidad cercana. La puerta presenta una estructura imponente con un arco de medio punto, rematado por almenas y una torre defensiva. Su diseño refleja la fusión de estilos góticos y almohades característicos de la época.

Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
Puerta de Carmona y el Acueducto de los Caños de Carmona. Litografía de Pérez Villaamil 

Fue reconstruida totalmente en 1.578, en que siendo Asistente de Sevilla el conde de Barajas; se le dio una forma sencilla y elegante, colocando en el frontal las armas de los Duques de Alcalá. En uno de sus costados terminaba el acueducto conocido como los Caños de Carmona, del que se conservan tres pequeños tramos, dos de ellos a pocos metros de donde se encontraba la puerta y el otro en la avenida de Andalucía, a la altura de la barriada de los Pajaritos. Fue derribada en 1.868.

Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
Acueducto de los Caños de Carmona y las conducciones de agua interiores en la muralla del Alcázar y callejón del Agua

Detalles Interesantes

La Puerta de Carmona contaba con detalles arquitectónicos y decorativos que la hacian única. En la parte superior de la puerta, se podian encontrar escudos heráldicos que representaban a diferentes linajes nobles de la época. Estos escudos nos hablaban de la importancia y el poderío de las familias aristocráticas que gobernaban Sevilla en aquel entonces.

Leyendas y Anécdotas

Una leyenda interesante relacionada con la Puerta de Carmona cuenta que, en una ocasión, la reina Isabel I de Castilla (también conocida como Isabel la Católica) intentó entrar en Sevilla a través de la puerta, pero sus caballos se asustaron y no pudieron cruzarla. Se dice que este incidente se interpretó como un mal augurio y la reina decidió buscar otra entrada a la ciudad.

Otra anécdota interesante es que, durante el siglo XIX, la Puerta de Carmona fue utilizada como aduana y punto de recaudación de impuestos en el acceso a la ciudad. Esto indica la importancia estratégica de la puerta como control de entrada y salida de mercancías en aquel tiempo.

5.Puerta de la Carne: Un vínculo con el pasado y el presente

Situada al sureste del casco antiguo de la ciudad, ubicada en la esquina de Santa María la Blanca con Cano Cueto, ha sido conocida con diferentes denominaciones, al igual que muchas otras puertas de la ciudad. En distintas ocasiones, fue llamada Puerta de Vib-Ahoar (nombre del arquitecto musulmán responsable de su construcción), Puerta de las Perlas, Puerta de la Judería y Puerta de la Carne (debido a su proximidad a un matadero), siendo este último el apelativo que prevaleció a lo largo del tiempo.

Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
Puerta de la Carne. Fuente: Wikipedia

Su nombre proviene de la antigua actividad cárnica que se desarrollaba en la zona, ya que cerca de esta puerta se encontraba el antiguo matadero de las afueras de la ciudad cosntruido durante el reinado de los Reyes Católicos .A través de esta zona entraba la carne que iba a parar a la Plaza de la Alfalfa, ya que allí estaban las Carnicerías Reales.

Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
Puerta de la Carne, mediados del siglo XIX.Fuente : Elsitio.eu

El origen de su nombre actual se debe a un matadero que se encontraba en las afueras de la ciudad, que se construyó durante el reinado de los Reyes Católicos. De hecho, este edificio es nombrado en la obra cervantina Coloquio de los perros. A través de esta zona entraba la carne que iba a parar a la Plaza de la Alfalfa, ya que allí estaban las Carnicerías Reales.

Dado que esta área era un importante centro de actividad comercial, la Puerta de la Carne permanecía abierta todo el día, a diferencia de las demás puertas de la ciudad

Historia y Arquitectura

La Puerta de la Carne fue construida durante el siglo XIII y fue otra de las entradas principales de la muralla que rodeaba Sevilla. Esta puerta ha experimentado varias modificaciones a lo largo de los siglos, adaptándose a las necesidades y cambios urbanos de la ciudad.

La Puerta de la Carne presentaba elementos arquitectónicos notables. Su estructura se componia de un arco de herradura apuntado, característico del estilo mudéjar. Además, en la parte superior de la puerta se podian encontrar elementos decorativos, como escudos y grabados históricos. Estos detalles añaden un toque de belleza y nos conectan con la historia de Sevilla.

A lo largo de los siglos, sufrió varias renovaciones, pero fue en marzo de 1864 cuando se emitió un decreto para su demolición, encargada al arquitecto Manuel Galiano.

Leyendas y Anécdotas

Desde esta puerta, las tropas de Napoleón marcharon y también fue el escenario de una barricada durante la revolución cantonal.

Una leyenda relacionada con la Puerta de la Carne cuenta que en una ocasión, un prisionero escapó de la cárcel situada cerca de la puerta. Se dice que el prisionero saltó por una ventana y, milagrosamente, aterrizó en una carroza que pasaba justo en ese momento. Esta historia se ha transmitido de generación en generación y se ha convertido en una anécdota curiosa relacionada con la puerta.

Otra anécdota interesante es que, durante el siglo XIX, la Puerta de la Carne fue utilizada como puerta de acceso a la Feria de Abril de Sevilla. Durante la feria, esta puerta se decoraba y se abría para dar la bienvenida a los visitantes que acudían a disfrutar de las celebraciones.

6.Puerta de Triana: El acceso al barrio emblemático

La Puerta de Triana es una de las puertas históricas que proporcionaba acceso al emblemático barrio de Triana en Sevilla. Situada al oeste del río Guadalquivir, esta puerta es testigo de la rica historia y la identidad única de este famoso barrio sevillano. Se encontraba situada al oeste de la ciudad

Se encontraba ubicada en la confluencia de las Calles Zaragoza, San Pablo y
Gravina. Era la única que poseía tres arcos, por lo que se le llamó Puerta Trina, que rápidamente
derivó en Triana por tratarse de la comunicación natural con dicho barrio a través del puente de
barcas que cruzaba el río Guadalquivir para acceder al entonces arrabal de Triana.

Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
La Puerta de Triana, grabado de Petrus Tortelero de la entrada de Felipe V en la ciudad en el siglo XVIII

Historia y Arquitectura

El origen de la construcción es almorávide, siendo reformada completamente en el año 1585. Su diseño refleja el estilo neomudéjar, que combina elementos islámicos y góticos. La puerta consta de un arco de medio punto, flanqueado por dos torres con almenas y azulejos decorativos. Su ubicación estratégica la convierte en un punto de acceso clave entre Triana y el centro histórico de Sevilla.

Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
Puerta de Triana,fotografías del XIX.Fuente: Elsitio.eu

La puerta una vez reformada en el siglo XVI estaba compuesta por 3 calles y dos cuerpos superpuestos sobre el cual se situaba un frontón triangular rematado por formas piramidales. Poseía dos fachadas iguales hacia el exterior e interior de la ciudad. En la fachada interior el espacio central estaba adornado con el escudo de Sevilla.

En la parte superior contaba con una edificación que se destinó en su momento a prisión de caballeros y personas de alta alcurnia, los cuales eran custodiados por un teniente de alcaide nombrado por los duques de Alcalá y marqueses de Tarifa, aunque en el siglo XIX parece ser que estuvo destinada a vivienda.

 Se demolió en el año 1868

Detalles Interesantes

La Puerta de Triana presenta detalles arquitectónicos y decorativos interesantes. En su estructura se pueden encontrar azulejos cerámicos con motivos típicos de la cerámica sevillana, como azulejos con representaciones de azahar, losa de Triana o el famoso azulejo de “Triana tiene un color especial”. Estos detalles añaden un toque de color y belleza a la puerta.

Leyendas y Anécdotas

En febrero de 1729 el rey Felipe V de España, acompañado por una gran comitiva, realizó su entrada en la ciudad de Sevilla a través de la Puerta de Triana. Era tradición que los reyes de España en sus visitas a Sevilla hicieran siempre su entrada solemne por esta puerta.

Una de las leyendas más conocidas sobre la Puerta de Triana cuenta que en su construcción se utilizó una piedra especial traída de la Isla de la Cartuja. Se dice que esta piedra tiene propiedades mágicas y que aquel que la toque recibirá buena suerte y protección. Esta historia ha llevado a que muchas personas toquen la puerta al pasar por ella, buscando esa bendición simbólica.

Otra anécdota interesante es que la Puerta de Triana fue el escenario de importantes acontecimientos históricos, como las procesiones de Semana Santa que parten desde el barrio de Triana hacia el centro de la ciudad. Estas procesiones, con sus pasos religiosos y fervor popular, añaden un significado especial a esta puerta como punto de partida de una de las tradiciones más arraigadas de Sevilla.

7.Puerta de Osario: Leyendas y misterios de la muralla

Situada en la zona este de la ciudad, en la confluencia de las calles Puñonrostro y Osario. Debía su
nombre a la existencia de un cercano cementerio musulman en extramuros.

Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
Puerta Osario, Fuente: Alquiansa

Historia y Arquitectura

La Puerta de Osario fue construida en el siglo XIII durante la época almohade. La puerta consta de un arco de herradura apuntado, típico de la arquitectura islámica, y presenta una estructura defensiva con torres a cada lado.

Tenía embutida una capilla dedicada a la Virgen del Rocío. En agosto de 1560 el Cabildo de Sevilla decidió la construcción de una nueva puerta en el mismo lugar debido a que la anterior amenazaba ruina, la construcción se finalizó en 1573, año en el que se colocó una placa conmemorativa. En el año 1.578, y siendo Asistente de la Ciudad el conde de Barajas, fue renovada y subsanados multitud de desperfectos que en ella produjo la acción del tiempo. La última remodelación finalizó en 1.849.

Fue derribada el 22 de septiembre de 1868 por orden del cabildo municipal

Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
Puerta del Osario, reproducción de Medero y litografía de Bartolomé Tovar. Debajo, dibujo de Richard Ford de 1831

Detalles Interesantes

Su nombre proviene de la palabra “ossarium”, que significa osario en latín, y se cree que en sus inmediaciones había un cementerio musulman, aunque Rodrigo Caro, en cambio, considera que el nombre procede de una deformación del término Unzario, por ser el lugar en que se pesaba la harina que entraba en la ciudad.

Leyendas y Anécdotas

Una anécdota interesante sobre la Puerta de Osario es que durante el siglo XIX, la puerta fue utilizada como aduana y punto de recaudación de impuestos en el acceso a la ciudad. Esta función comercial y administrativa resalta la importancia estratégica de la puerta como punto de control y entrada a Sevilla.

8.Puerta Real: Punto de encuentro en la Sevilla moderna

Estaba situada en la intersección de las calles San Laureano, Alfonso XII, Gravina y Goles
junto a la Capilla de la Hermandad de Nuestra Señora de las Mercedes, en una pequeña placita en la
que se encuentra un pequeño resto de la muralla original almohade, que ostenta una lápida de
mármol, en la que se refleja la visita real.

Fue denominada hasta 1570 como Puerta de Goles, yen la actualidad únicamente queda de ella un paño de muralla sobre el que se asentaba, en el que existe empotrada una lápida que fue recogida de la puerta.

Historia y Arquitectura

Está considerada una de las puertas surgidas durante la ampliación del sultán Alí ibn Yúsuf (1083-1143) y por lo tanto de la época almorávide de la ciudad, aunque Rodrigo Caro la atribuia a Julio Cesar.

El nombre de la Puerta de Goles, de origen almorávide, ha sido objeto de especulación en el pasado. Algunas teorías sugerían que el nombre podría ser una desviación popular árabe de “Hércules”, y que esta figura mítica estaría representada en la puerta. Sin embargo, esta hipótesis carece de credibilidad, ya que la puerta es de origen árabe y no tendría una conexión directa con Hércules.

En su reconstrucción en el siglo XVI, la Puerta de Goles consistía en un arco con un cuerpo superior rectangular. En la parte interior del frente, estaba adornada con el escudo de Sevilla, mientras que en el exterior lucía las armas de Felipe II, algo común en las puertas renovadas de esa época. Además, en el interior de la puerta y a ambos lados del arco, se encontraban las capillas de la Virgen de las Mercedes y el Cristo de la Redención.

Fue derribada en 1862, y en 1995 se llevaron a cabo obras en el lienzo de muralla existente, donde se señaló la antigua existencia de la puerta

La puerta presentaba un imponente arco de herradura y estaba flanqueada por torres defensivas. A lo largo de los siglos, ha sufrido varias modificaciones y restauraciones.

Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
Puerta Real, fotografía de 1856 intramuros, con el escudo de la ciudad y las dos capillas laterales, y dibujo de Richard Ford también del interior de la Puerta de 1832.Fuente: Elsitio.eu

Leyendas y Anécdotas

Una anécdota interesante sobre la Puerta Real es que durante el siglo XIX, se utilizaba como punto de bienvenida para recibir a los monarcas y gobernantes que visitaban Sevilla. Desde allí, eran escoltados en procesiones hacia el centro de la ciudad. Este acto simbólico resaltaba la importancia histórica y política de la puerta como punto de entrada para personalidades ilustres,sin embargo…los monarcas de Castilla se realizaron siempre a través de la Puerta de la Macarena, y así lo hicieron en ella Isabel I de Castilla (1477), Fernando II de Aragón (1508), su nieto Carlos I de España y la prometida de éste, Isabel de Portugal.

9.Puerta del Sol.

Era la más oriental de todas las que tenía la ciudad. En la unión de la calle Santa Lucía con las calles Madre Isabel de la Trinidad y Sol.
Era llamada así por estar orientada hacia levante y tener grabado un enorme astro rey sobre el arco
de entrada o bien porque siendo la mas oriental de la ciudad, recibe los primeros rayos del Sol en su nacimiento.

Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
Puerta del Sol. Fuente: Alquiansa

A su lado existía una de las torres más altas de Sevilla, también llamada del Sol. Tanto
la puerta como la torre cayeron ante la piqueta revolucionaria que, poniendo como excusa la
expansión de la ciudad y “la necesidad de hacer de Sevilla una ciudad moderna”, se llevó por delante
casi veinte siglos de historia para venderlos como material de derribo.

Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
Puerta del Sol, dibujo de Richard Ford, grabado de Bartolomé Tovar 

Nada de particular ofrece esta puerta digno de observarse, es grande y elevada pero sin ornamentacion alguna y se hizo de nuevo en 1599 segun lo dice una lápida que está sobre su arco con la inscripcion siguiente: REINANDO EN CASTILLA EL REY D. FELIPE NUESTRO Sr. II DE ESTE NOMBRE, SEVILLA MANDO ABRIR ESTA PUERTA Y SE ACABO SIENDO ASISTENTE D. PEDRO CARRILLO DE MENDOZA, CONDE DE PLIEGO DE LAS VILLAS DE CANABERAS Y CASTINUEVO, Y DIPUTADOS DELLA EL 24 PEDRO DE LEON DE AIALA, Y EL JURADO RODRIGO XUAREZ ACABOSE AÑO 1595.

En las fortificaciones de 1836 se tapió esta puerta. Pertenece al cuartel D. y a la parroquia de Santa Lucia.

10.Puerta de San Fernando

También conocida como puerta Nueva, fue la última de la muralla que se construyó.

Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
Puerta de San Fernando. Fuente: ABC.es

Historia y Arquitectura

 Fue levantada en el año de 1760 por orden del Asistente Juan Robión al extremo de la calle San Fernando al construirse la Real Fábrica de Tabacos, hoy Universidad de Sevilla, y quedar dicha fábrica incluida dentro del recinto amurallado de la capital hispalense. Este tramo existe todavía y, aunque queda oculto por la hilera de casas del lado derecho de la calle san Fernando, puede contemplarse perfectamente desde el Jardín Inglés del Alcázar. O al menos éso se creía ya que, a causa de las obras de instalación del Metrocentro, se descubrió que, en realidad, estaba situada en el centro de la actual calle San Fernando. Los restos se catalogaron y luego se cubrieron de nuevo, tal como sucedió en otros puntos del recorrido del nuevo medio de transporte urbano.

Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
Puerta Nueva o de San Fernandodetalle de la pintura de 1853 de Manuel Rodríguez de Guzmán, “La Feria”

La puerta de San Fernando, colocada entre dos altas torres paralelepipédicas, aumentaba su importancia a la vez que rectificaba el límite simbólico de Sevilla hasta ahora medieval en este punto. Tuvo sólo poco más de un siglo de existencia, pero la misma fue intensa. Por la Puerta de San Fernando salió de Sevilla el Rey Fernando VII y por ella entraron en la ciudad los Duques de Montpensier. Y fue también la primera portada de la Feria de Abril desde la instauración de ésta hasta que en 1868 la puerta fue demolida.

11.Puerta del Arenal

Debe su nombre al espacio de arena que rodeaba el cauce del Guadalquivir, conocido generalmente como El arenal. Se abría hasta el Guadalquivir, extendiéndose desde la Torre del Oro hasta la Puerta de Triana, en lo que hoy es el barrio de la Carretería. A este lugar llegaban los barcos procedentes de las Indias y de otros lugares del mundo.En sus cercanías se ubicaban en el siglo XVI numerosas tabernas y casas de juegos.

Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
Puerta del Arenal. Fuente: Isbiliya.com

Dicha puerta estaba en la confluencia de las Calles Arfe, Federico Sánchez Bedoya, García de Vinuesa, Harinas, Castelar y Antonia Díaz.

Historia y Arquitectura

El origen de la construcción puede datarse en el siglo XII, es por lo tanto anterior a la conquista cristiana de Sevilla. Al estar situado muy próxima al río Guadalquivir sufría con frecuencia las consecuencias de las inundaciones provocadas por los desbordamientos del cauce. ​Constituía el principal punto de comunicación entre el Puerto de Sevilla o Puerto de Indias y el centro de la ciudad. Como una de las puertas que se mantenían abiertas durante la noche, el barrio que la rodea experimentaba el ajetreo y los inconvenientes habituales asociados a las zonas portuarias de las ciudades costeras.

Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
Pintura de Pérez Villaamil de la última reconstrucción de la Puerta del Arenal del siglo XIX. A su derecha y en el centro, fotografía y grabado de David Roberts en los que se aprecian detalles de los adornos superiores.

En 1566 fue reconstruida por orden del entonces asistente de Sevilla Francisco Zapata y Cisneros (Conde de Barajas), realizando el nuevo proyecto el arquitecto Hernán Ruiz II. Fue demolida en 1864 por orden del alcalde Juan José García de Vinuesa.​

Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
 Litografía de Bartolomé Tovar de la reconstrucción de 1734.

12.Puerta de San Juan

Estaba situada en la calle Guadalquivir, entre la calle San Vicente y calle Torneo.

Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
Puerta de San Juan o del Ingenio. Fuente: Elsitio.eu

Hasta el siglo XV fue llamada Puerta del Ingenio y, posteriormente, se le cambió el nombre por estar situada en el barrio de San Juan de Acre. Frente a ella existía un muelle en el que se descargaban mercancías procedentes del Nuevo Mundo, que siguió en uso hasta el año 1.574, en que entró en servicio el nuevo muelle construido junto a la Torre del Oro

13.Puerta de la Barqueta

Puerta de la Almenilla o de la Barqueta, en la calle Calatrava, cerca de su desembocadura a calle
Torneo, en una plazoleta llamada el Blanquillo

Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
Puerta de la Barqueta o de la Almenilla. Fuente: Elsitio.eu

Postigo del Carbon

Fue mandado realizar por el rey Alfonso X el Sabio. Originalmente se llamaba Postigo de los Azacanes

Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
Detalle de grabados del siglo XVI con el Postigo del Carbón flanqueado por la Torre de la Plata. Debajo, la zona en el Plano de Olavide del siglo XVIII

Postigo del Aceite

De origen almohade y muy reformado; conocido así por ser el lugar por donde entraba el aceite; se encuentra cerca del edificio de Correos, al final de la calle Dos de Mayo.
Da salida al barrio del Arenal desde la Avenida de la Constitución. Su origen se remonta al año 1.107,
en tiempos de Ben Yusuf, aunque fue muy reformado en el siglo XVI por Benvenuto Tortello, previo
encargo del primer conde de Barajas.

Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
Postigo del Aceite. Fuente: Elsitio.eu

En el siglo XII tuvo una función diferente, y era conocida como bad al-Qatay (Puerta de Barcos), ya que a su lado se levantaban las atarazanas para la construcción de navíos. Más adelante consta en algunas fuentes como Puerta de la Alhóndiga, Puerta del Aceite o Puerta de la Aceituna.

Postigo del Jabon

Ubicado en las inmediaciones de la calle Tintes. No sólo fue destruido, sino que en la actualidad ha sido completamente imposible encontrar cuadro, grabado o siquiera dibujo que lo hubiera representado.

Postigo de la Feria

También llamado postigo de la Basura, estaba al final de la calle Feria, esquina con la calle Bécquer.

No existe la menor información sobre él, sobre su diseño, su tamaño, etc.; sólo el nombre, que debió ser porque esta sería la salida al exterior de los residuos de la ciudad. Y como en otras puertas, por aquí también pasó la piqueta a finales del siglo XIX. Así que como tampoco queda nada.

Postigo del Alcazar

De origen almohade, sustituyó la torre-puerta califal; también fue denominado como postigo de la Torre del Aguadel callejón de la Judería o de la huerta del Retiro. Se encuentra situado en la calle Judería y que daba entrada desde lo que hoy es Menéndez y Pelayo a los jardines de Murillo, que entonces eran parte de la huerta del propio Alcázar.

Postigo del Cuco

Situado en la Calle Bécquer, y a escasos metros de este último acceso, pero en un lugar que no está muy claro. Se debe su nombre a una colonia de estos pájaros que anidó en ella. En sus inicios, este acceso no puede considerarse como una puerta, era una brecha aparecida en la muralla, construida a base de frágil tapial. Con el tiempo se convirtió en entrada y salida del centro de la ciudad, por la que evitar pagar los impuestos a la entrada de productos a la ciudad.

Arquillo de la Plata o Puerta de la Victoria

Fue uno de los accesos naturales hasta los Reales Alcázares. También llamada Puerta de Abdelaziz se encuentra frente al lugar donde antaño estuvo el Postigo del Carbón, en la confluencia de la calle Miguel Mañara con la Avenida de la Constitución. Esta puerta no perteneció a la muralla, sino al recinto del Alcázar.

Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
Detalle del dibujo de Richard Ford de 1832 con la Torre de Abd el-Aziz y el Arquillo de la Plata, y fotografía antigua. Debajo, fotos más actuales del Arquillo de la Plata y la calle Miguel de Mañara con la puerta tapiada del Alcázar a la que da acceso al final de la calle. Fuente: Elsitio.eu

Restauración y conservación: Salvaguardando nuestro patrimonio

Concluye el artículo resaltando la importancia de la restauración y conservación de estas puertas históricas para preservar el patrimonio cultural de Sevilla y permitir que futuras generaciones las disfruten y aprendan de ellas.

Imágenes de tramos de muralla y torres que perduran

Aunque las murallas se derribaron en parte en el siglo XIX, quedan muchos trozos de ellas. Visibles las hay en la Macarena, desde el arco de la Macarena hasta Capuchinos.
Además hay un gran trozo de murallas con varios torreones, dentro del convento o colegio del Valle, en la calle María Auxiliadora.

También quedan lienzos de murallas enteros en la calle Gravina, aunque no se ven porque quedan tapados con las casas, y por la otra cara también los tapan las casas de la calle Marqués de Paradas.
Hay otros trozos de muralla en la calle Rositas, y un largo lienzo en la calle Castelar, también ocultos por las casas.
En la Puerta Real, o sea al final de Alfonso XII a la izquierda, queda un torreón de muralla árabe.

Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
Vista aérea de las obras del metro de 2004 en la calle San Fernando, base de la muralla y su barbacana de 2,5m de altura. En el centro, una visión más próxima de la misma obra. A la derecha, excavaciones de 1989 en la calle Mateos Gago en el Barrio de Santa Cruz.
Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
Barrio de Santa Cruz y Judería. A la derecha Torre del Agua y Postigo del Alcázar.


La Torre del Oro, tras largos siglos, siguen aún con nosotros…
De las torres defensivas principales que tuvo Sevilla, a más de los torreones de muralla, continúan existiendo la Torre del Oro, en el paseo de Colón junto al río Guadalquivir; la Torre de la Plata que es visible desde la calle Temprado, pero que está rodeada de edificación, encerrada en un garaje de la calle Santander, aunque asoma, como decimos, su parte alta por encima de dichas edificaciones, puede verse y fotografiarse desde la puerta del Hospital de la Santa Caridad.

Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
Fotografías de las torres y vista aérea de su planta. De izquierda a derecha, la Torre del Alcázar, Torre de Abd el-Aziz, Torre de la Plata, y la Torre del Oro, y a la derecha la Torre Blanca de la Macarena.
Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
Torres de la calle Santo Tomás. Torre de la Cilla de base cuadrada y la Torre hexagonal de Abd el-Aziz en la esquina de la Av de la Constitución y en línea con la Torre octagonal de la Plata y la dodecagonal Torre del Oro en el río. Fuente:Elsitio.eu

Otra torre defensiva, algo alejada de la muralla, es la Torre de Don Fadrique, situada dentro del compás del Convento de Santa Clara, en la calle Santa Clara, que puede visitarse por ser propiedad del Ayuntamiento.

En el momento en el que se construyó el conjunto residencial situado en la Plaza del Cabildo, frente a la Catedral de Santa María de la Sede, se descubrió un lienzo de muralla árabe que estaba oculto por edificaciones, y que se ha dejado ahora visible. También en la calle Menéndez y Pelayo, junto a la farmacia Fombuena, ha aparecido un cubo de muralla que igualmente se ha dejado limpio y visible, como adorno de aquel lugar, reliquia de un pasado arquitectónico que a todos interesa conservar.

Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
Plaza del Cabildo y calle Fabiola.Fuente: Elsitio.eu
Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
Torres del Alcázar y muralla de la zona de la Puerta del León.
Puertas de la antigua muralla de Sevilla. Secretosdesevilla.es
Torres y murallas en los Jardines de Murillo

Los distintos derribos

Como se mencionó anteriormente, la muralla y sus puertas representarían actualmente el monumento más grande de la ciudad, y el centro histórico amurallado sería uno de los más grandes del mundo. Con casi 7,5 kilómetros de muralla, 166 torres y una veintena de puertas y postigos, su grandeza era innegable.

Sin embargo, el deseo de modernización, junto con argumentos como la insalubridad, la barrera para el desarrollo y el simbolismo de opresión y monarquía, llevaron a la destrucción despiadada de la muralla. Esto se intensificó durante la Revolución de 1868, conocida como la Gloriosa, a pesar de la oposición de organismos consultivos y defensores de su valor arquitectónico, histórico y artístico, como la Comisión Provincial de Monumentos, las Academias de Bellas Artes y la Academia de la Historia.

Estos organismos inicialmente no se opusieron al derribo de algunas secciones, pero indicaron qué sectores debían ser preservados. Sin embargo, cuando se dieron cuenta de que se habían excedido estos límites, sus denuncias lograron detener las obras. Desafortunadamente, la proclamación de la Gloriosa invalidó todas las medidas tomadas, ya que el nuevo Ayuntamiento no solo continuó rápidamente con la demolición, sino que la extendió a toda la muralla sin respetar ni siquiera las puertas que se habían reconstruido apenas 10 años antes. A pesar de que la ciudad perdía su defensa más importante contra las inundaciones del Guadalquivir, que en ese momento estaba experimentando un ciclo de crecidas sin precedentes.

En tan solo 13 años, de 1858 a 1871, se eliminó la mayor parte de la muralla y las puertas de la ciudad, y las que se salvaron no fue gracias a la voluntad de los gobernantes de la época. Se encontraron con obstáculos insuperables, principalmente relacionados con la propiedad, como en el caso de la Puerta de Córdoba o la muralla de los Jardines del Valle, o con la oposición popular, como ocurrió con la Torre del Oro. Incluso puertas como la de Triana no pudieron ser salvadas a pesar de la intensa oposición.

Previamente, en 1821, se había demolido el tramo de muralla que conectaba la Torre del Oro con la Torre de la Plata, y en el siglo XVIII se había derribado la muralla sur del Alcázar para construir la calle San Fernando. Sin embargo, siempre se había conservado el perímetro mediante nuevas construcciones. El proceso de pérdida de continuidad de la muralla comenzó con la demolición de la Puerta de La Barqueta en 1858 para dar paso al ferrocarril y permitir la construcción de la anhelada Estación de la Plaza de Armas en el centro de la ciudad. Luego, en 1862, se derribó la Puerta Real, seguida de las Puertas de Jerez, La Carne, del Arenal y de San Juan en 1864. Durante la Revolución de 1868, la mayoría de la muralla y las puertas del Carbón, Triana, Osario, Carmona, Sol y San Fernando también fueron demolidas.

Todo el recinto amurallado estuvo en peligro y en proyecto de demolición, incluyendo la muralla, las puertas que se salvaron y la Torre del Oro.

Conclusion

La antigua muralla de Sevilla es mucho más que una estructura defensiva. Es un vínculo tangible con el pasado de la ciudad, una fortificación histórica que ha resistido al paso del tiempo. Al recorrer los fragmentos que aún se conservan, podemos imaginar las hazañas de aquellos que vivieron y protegieron Sevilla en épocas pasadas. La muralla es un recordatorio constante de la rica historia y la herencia cultural que nos rodea, y es nuestro deber valorar y preservar este legado para las generaciones futuras.

Tanto esta historia como muchas otras de este estilo te las contamos personalmente en las distintas rutas que disponemos por Sevilla, donde nuestros guias os dejaran asombrados de la riqueza historica de nuestra ciudad.. Te recomiendo a continuacion algunas de estas rutas, algunas de ellas gratuitas. Entra AQUI, o en las rutas que te indicamos a continuacion:

Fuentes bibliograficas

  • Wikipedia
  • Culturea Experience
  • Elsitio.eu
  • Diario de Sevilla
  • ABC de Sevilla
  • Antrophistoria.com

Si te ha gustadola publicacion PUNTUALA, por favor, y si crees que es merecedora que mas personas la lean, COMPARTELA!!

Comparte esto en:
error: Esta muy feo que quieras copiar alguna parte de nuestro trabajo, no crees? Compartelo!

Descubre más desde Secretos de Sevilla

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

Escanea el código