fbpx

Secretos de Sevilla

Descubre rutas y leyendas que no te cuentan en las guias

El Dia Que Me Visito El Gran Poder. La Leyenda

El Gran Poder a la salida de su parroquia. Fuente: Nervion al dia.

Indice

Donde los sueños se hacen realidad.

Sevilla, ese lugar mágico donde los sueños se hacen realidad, es el escenario de una historia hermosa que quiero compartir con ustedes. Esta historia se considera verdadera, aunque no hay pruebas concretas ni evidentes, por lo que sigue siendo una encantadora leyenda y preciosa historia que pone a prueba la fuerza de la fe. Hay una leyenda sobre la figura del Gran Poder que ha sido desmentida, pero que contiene algo de verdad.

Esta leyenda,al igual que otras muchas, te lascontamos personalmente en nuestras rutas y pasos guiados (algunos gratuitos) que realizamos por Sevilla. Te dejo a continuacion algunas de las que te recomiendo:

Hay una leyenda en particular, tal vez la más conocida, que se remonta a una época en Sevilla en la que no se toleraba a los que no creían. Por eso, era indiscutible, como aún lo es en gran medida hoy en día, aceptar a la famosa Virgen Macarena como la Madre del pueblo sevillano y considerar al reconocido Gran Poder de Juan de Mesa como su Señor. Esto se acentúa aún más con el llamado Señor de Sevilla, que ha despertado una gran devoción tanto en la capital hispalense como más allá de sus fronteras.

Esperanza Macarena Fuente: wikipedia
Jesus del Gran Poder Fuente: RTVE

La Semana Santa en Sevilla es un tesoro, y a la vez una fuente inagotable de leyendas y relatos donde la imaginación supera a veces la realidad y bueno…quizás llegue hasta a tocar el alma más allá de lo trascendente, penetra en el corazón hasta límites inimaginables. Es una forma de vivir la vida que puede tanto apretarte como ahogarte, que puede dártelo o hasta quitártelo todo.

Una enigmatica leyenda

Hay una leyenda en particular, tal vez la más conocida, que se remonta a una época en Sevilla en la que no se toleraba a los que no creían. Por eso, era indiscutible, como aún lo es en gran medida hoy en día, aceptar a la famosa Virgen Macarena como la Madre del pueblo sevillano y considerar al reconocido Gran Poder de Juan de Mesa como su Señor. Esto se acentúa aún más con el llamado Señor de Sevilla, que ha despertado una gran devoción tanto en la capital hispalense como más allá de sus fronteras.

La figura del Gran Poder de Sevilla es una de las imágenes más impresionantes y famosas de la Semana Santa sevillana. Siempre envuelta en un gran misterio desde que fue tallada en 1620 por el reconocido escultor cordobés Juan de Mesa, quien fue discípulo de Martínez Montañés. Han surgido muchas leyendas sobre este señor de Sevilla, pero ¿has escuchado algunas mitos y leyendas mágicas al respecto?

Son muchas las personas que sienten gran devoción y admiración por el Gran Poder, sin contar con aquellos que lo visitan diariamente en su Basílica o durante la madrugada del Viernes Santo. El Gran Poder procesiona por las calles de Sevilla durante la famosa ‘Madrugá’, que es el período que abarca desde la madrugada del Jueves al Viernes Santo. Acompañado por la Virgen del Mayor Dolor y Traspaso, el Señor de Sevilla, como se le conoce popularmente, envuelve todo el recorrido desde su salida en la Plaza de San Lorenzo hasta su regreso en un silencio abrumador, creando un ambiente solemne y elegante. Foto: Monumento a Juan de Mesa, en la Plaza de San Lorenzo (wikipedia)

El Protagonista: Quien era Juan Araujo?

Se dice que, en 1965, el ex futbolista del Sevilla FC Juan Araújo, apodado el “pato” Araujo decidió colgar sus botas como delantero centro y su camiseta con cordoncillos como de pescadora playera, y puso un garaje de coches en Nervión. Tenía una vida próspera, cuya felicidad, pronto se vio truncada a consecuencia de que atravesaba por una situación difícil, la más dolorosa por la que un padre puede atravesar: la grave enfermedad de su hijo.

Fuente: El Ideal
Fuente: Facebook Sevilla FC.

La desgracia de Juan araujo

La enfermedad de su hijo le sumió en la tristeza más absoluta. Los que somos padres sabemos el dolor en el alma que ello provoca, indescriptible, inhumano, preferimos mil veces esa dolencia para nosotros mismos que para nuestros hijos. Pero el destino desgraciadamente no lo rige nadie.

Lo llevó a los médicos más prestigiosos, pero no hallaron remedio alguno. Cuando nada queda, cuando todo falta, te agarras al último clavo habido y por haber. Y él se aferró a su Cristo, al señor del Gran Poder. Con un hilo de esperanza acudía muchas tardes a la iglesia de San Lorenzo a pedirle a su Gran Poder del que se hizo devoto, que lo curase. Araújo, en su desesperación rezaba día y noche una y otra vez ante Jesús del Gran Poder por la sanación de su hijo, pero las súplicas no acabaron con la enfermedad y quiso la mala fortuna que Dios lo llamara junto a él, falleciendo .

Fuente: ABC de Sevilla

“¡Qué venga él a verme a mí!”.

Después de la triste pérdida, Araujo quedó destrozado y lleno de rabia. No podía aceptar el hecho de tener que enterrar a su propio hijo. Enfurecido, cuestionó su fe y, vestido de luto, se dirigió a San Lorenzo donde se enfrentó al Gran Poder, lleno de dolor, y le dijo:

 “Que sepas que ya no vengo más a verte porque no has querido salvar a mi hijo. Así que, si quieres verme, vas a tener que ir tú a mi casa…”

La respuesta de Juan fue dejar de creer y perder la devoción que tenía por ese Cristo al que tanto había suplicado por la salud de su hijo. Hizo un juramento firme de no volver a entrar en la iglesia y dijo que solo estaría cerca del Gran Poder si este último decidía visitarlo en su propia casa.

Pero nunca se sabe qué sorpresas puede traer la vida, y en ese mismo año, el destino le dio una segunda oportunidad.

Una segunda oportunidad

Un tiempo después, en ese mismo año de 1965, se llevaron a cabo las conocidas Misiones Populares en Sevilla. Durante este evento, varias imágenes de diferentes hermandades y cofradías de la Semana Santa sevillana recorrieron diversos barrios de la ciudad, donde se establecieron centros de oración. En el caso del Gran Poder, el barrio elegido para la procesión fue Nervión, el mismo lugar donde Araújo tenía su taller.

Recreacion del taller de Araujo en la exposicion de la Hermandad de la Sed en 2020.Fuente: ABC Sevilla

Una vez allí, una tromba de agua cogio por sorpresa al cortejo, obligándolos a buscar refugio para las imágenes. El lugar más cercano resultó ser la Parroquia de la Inmaculada Concepción, donde la Virgen del Mayor Dolor y Traspaso encontró abrigo. Sin embargo, ‘El Señor de Sevilla’ no pudo ingresar debido a la altura de la cruz que llevaba. Por casualidad, justo al lado había un taller, un pintoresco garaje de rayas blancas y rojas con una amplia y alta puerta por donde la figura podría entrar holgadamente y asi resguardarse. Quien era el propietario del taller? era el mismo Juan Araújo, quien estaba adentro y, al escuchar los golpes apresurados, bajó a abrir. “¿Quién es?”, preguntó. Una voz respondió: “El Gran Poder. Venimos con el Señor del Gran Poder. Por favor, ábranos para que el Señor no se moje”.

La sorpresa a Juan Araujo

Juan Araujo no daba crédito a lo que estaba escuchando, sintió por el por el cuerpo un repeluco de emoción muy distinto a cuando marcaba los goles de cabeza al Atlético Aviación. Recordó sus palabras encorajinadas por el dolor en la iglesia de San Lorenzo la última vez que vio al Gran Poder fue entonces cuando abrió la puerta y boquiabierto se encontró a más ni menos que el Señor en su garaje que como cumpliendo un desafío de hombre, venía a verlo a su casa.

El Gran Poder cumplió el reto, venir a verlo a su casa. Juan cayó arrodillado al suelo llorando, tan sorprendido como arrepentido por su desafío al Santísimo Cristo del Gran Poder y emocionado sentía que su hijo donde quiera que esté siempre estará junto a él. Su Cristo, su señor, el que le ‘obligó’ a arrodillarse y pedirle perdón por haberse alejado de él. Un sueño que pudo ser completo de no ser por la altura de la cruz, que no le permitió entrar y fue la Virgen del Mayor Dolor y Traspaso quien sí durmió con él esa noche para seguir su camino al día siguiente.

Fuente: Gaceta “Nervion al dia”

¿Pero de verdad esta historia es cierta?

Bueno, según muchas afirmaciones, parece que esta leyenda no es del todo verídica. Se dice que ni le sucedió a Juan Araujo, el ex-futbolista, ni que su hijo estaba enfermo.

La increíble historia, de la cual se han creado incluso poemas y canciones, fue parcialmente desmentida por el propio Juan Araújo. Según él, nunca tuvo un hijo fallecido y, de hecho, no estaba dentro del taller cuando el Gran Poder llegó. Fue él quien decidió que la imagen se resguardara en su taller mientras él mismo estaba debajo del paso.

Pero en realidad, la verdad fue bastante diferente. Ese niño se llama Jesús, era el más joven de los cinco hijos del futbolista, y no, no murió. Además, el Gran Poder nunca visitó su casa. Después de una serie de entrevistas realizadas al hijo, Jesús, por el Correo de Andalucía, se descubrió la verdadera realidad de esta historia.

Jesus Araujo,hijo de Juan el protagonista de esta historia. Fuente: El Correo de Andalucia

El propio Jesús, ese hijo de la historia, desmintió la leyenda al contar que, con siete años, solía acompañar a su padre a todas partes. Acompañaron a las cofradias ese dia,como cuenta la historia, correspondia al Gran Poder el recorrido por Nervion. Cuando el Señor pasó por ese barrio, se dirigieron juntos hasta la Puerta de Carmona y desde allí siguieron al barrio de Nervión. Tal y como cuenta la leyenda, justo cuando el Señor estaba cerca de San Juan de Dios, empezó a llover.

       Como la cruz no cabía en la capilla, su padre, Juan Araujo, ofreció su garaje. Sin embargo, el Gran Poder no cabía debido a su altura, por lo que continuaron su camino. El padre le pidió a Jesús que corriera a buscar a Julián, el capiller de la parroquia que vivía cerca. Necesitaban las llaves del templo, ya que el Señor no cabía en el taller. En cambio, la Virgen del Mayor Dolor se quedó en el taller y al día siguiente ambas imágenes continuaron hacia La Candelaria.

Todo esto tenia su parte de verdad

Así fue como se reveló que la leyenda tenía una base de verdad, aunque en sí misma no era del todo cierta.

Es una historia que nos invita a pensar en cómo el pueblo se aferra a la fe, recurriendo a los milagros y la religión, y cómo la tradición y el boca a boca moldea y da forma a la historia, la cultura y la identidad de una ciudad tan mágica y enigmática como Sevilla. La figura de Jesús del Gran Poder puede ser admirada en la basílica que lleva su nombre, ubicada en la plaza de San Lorenzo, donde se encuentra en el altar principal.

Lo que sí es verdad es que cada día que pasa, la admiración y la pasión por el Gran Poder de Sevilla crecen sin cesar, por eso siempre será considerado el Señor de Sevilla.

Fuentes Bibliograficas:

Imagen de un cromo del jugador del Sevilla FC. Fuente: Todocoleccion
El Gran Poder en la Iglesia de Nervion. Fuente: @hispaliscofrade

Esta leyenda,al igual que otras muchas, te lascontamos personalmente en nuestras rutas y pasos guiados (algunos gratuitos) que realizamos por Sevilla. Te dejo a continuacion algunas de las que te recomiendo:

Comparte esto en:
error: Esta muy feo que quieras copiar alguna parte de nuestro trabajo, no crees? Compartelo!

Descubre más desde Secretos de Sevilla

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

Escanea el código